Una dedicatoria de Pappo hacia Miguel.

Volver