MIGUEL SIGALES: RAPIDO Y FURIOSO

Claudio Kleiman, periodista, lo define: “Miguel muestra una técnica guitarrística de nivel internacional y demuestra ser una cruza entre Malmsteen y Satriani, nacido en Buenos Aires”.
No hay nada más que decir, con ustedes MIGUEL SIGALES:

Qué nos podes contar sobre tus comienzos hasta estos días?
Desde chico fui un apasionado de la guitarra. Recuerdo que siempre me paraba en una vidriera de una casa de música que estaba cerca de mi casa a mirar las Stratos. Mi primera guitarra fue una marca “Kuc” y desde el momento que la compre comencé a estudiar, no-solo lo referente a la técnica de la guitarra sino que traté de invertir tiempo en estudiar armonía e improvisación, y hoy en día trato de seguir investigando los sonidos que puede generar este magnifico instrumento.

Contame sobre "Rarezas", ¿Pensas que ofrece algo nuevo?
Si estoy totalmente convencido de que es un CD distinto. Para empezar te cuento que en los primeros 11 temas no hay solos de guitarra y para mí eso era un gran desafió. Son temas con muchos acordes en donde en su mayoría la guitarra es el único instrumento combinado con algún sonido o ambiente de fondo. A partir del tema 12 la cosa empieza a tomar un rumbo más heavy pero en la mayoría de los temas la guitarra sigue casi sola. Imagínate si no es un disco que ofrece algo nuevo. Además cuenta con un track interactivo y videos de algunos temas en vivo. Yo soy un artista que el día de mañana quiere dejar algo, mi música puede o no gustar pero es honesta.

¿Qué hay acerca de la producción?
Al tener que bancarlo yo, no me resulta fácil pero todos los que trabajaron en el proyecto pusieron lo mejor de ellos. Gustavo Ancillotti y Sebastián Rilo hicieron su trabajo lo mejor posible y el resultado me deja mas que satisfecho.

¿Qué tal influyente fue para vos escuchar "Heartbreaker" de Led Zeppelin?
Seguramente si no hubiese escuchado ese tema nunca me hubiese dedicado a esto. Cuando escuche ese solo de guitarra me dije eso es lo que quiero hacer. De adolescente pasaba horas escuchando la música de Led Zeppelín, para mí siguen siendo uno de los grupos de rock más importantes de todos los tiempos.

Miguel, ¿Cómo podes definir tu estilo musical: tenés algún concepto personal al respecto?
La música que hago es rock instrumental pero nunca me interesó robar ideas o copiar a nadie. Intento ser lo más original posible. No me gustan los clones, admiro a todos los grandes guitarristas pero intento tener mi estilo.

¿Podrías describir tus anteriores trabajos "El Lugar de los Milagros" (2002) y "El Día Después" (2003)?
“El Lugar de los Milagros” es un CD que tuvo muy buena repercusión en distintos lugares del mundo y me ayudo a que mucha gente en el exterior me conozca, es un CD que me encanta. “El Día Después” fue un poco mas complicado ya que no contaba con recursos para poder sacarlo, así que entre el comienzo de la grabación y el día que salió editado pasó mas de un año y medio. Igual creo que hay algunos temas importantes pero costó mucho y si hubiese tenido mayor recurso hubiera quedado mejor. Igual sé que di lo mejor que tenía.

Vos estás tocando desde hace bastante tiempo, y todavía hay mucha gente que no conoce a Miguel Sigales, ¿por qué?
Hay un sector de gente que me conoce y no solo de acá sino de distintos lugares del mundo, pero a la gente que consume boludeces o algo muy masivo no creo que le pueda interesar mi música. Me encantaría que mucha gente me escuche pero yo soy un artista que sabe lo que quiere y sobre todo ama lo que hace. Estaría bueno que más gente me escuche pero no me obsesiona eso. Mi música transmite libertad y pasión. No me da para tocar lo que escucha el noventa por ciento de la gente. Yo hago esto que es lo que me apasiona y me hace feliz. Si alguien tiene ganas de escucharlo bienvenido a mi página, ahí hay música para escuchar y disfrutar. http://www.sigales.com.ar/.

¿No pensas que de alguna manera se necesita más información de Guitarristas Instrumentales?, ¿la radio y digamos la TV, los está perjudicando?
Los medios pasan a “Miranda”, “Intoxicados”, “Los ratones”, cumbia, bailanta, etc. pero si los pasan debe ser porque hay gente que los escucha, si te dan un espacio es muy pequeño y no alcanza para mostrar algo diferente, quizás hay mucha gente que no esta preparada para escuchar algo no tan cuadrado y tan básico.

¿Cómo ves el desarrollo de los guitarristas actuales dentro del mundo de la música?
Bien. En el mundo hay algunos guitarristas excelentes y nuestro país afortunadamente no es la excepción.

¿Disfrutas enseñando o haciendo Clínicas de Guitarra?
Si y me llena de orgullo cuando veo a algún ex alumno que le salen las cosas bien. Es algo muy gratificante. Las clínicas son un buen desafío para mantenerme en nivel.

En este tiempo hay muchos guitarristas haciendo discos instrumentales, Crees que le dieron algo nuevo a la música pesada o que son músicos tocando rápido y haciendo alarde de la técnica?
La música en sí esta en un nivel chato. Cuando veo las bandas que tocan en los festivales que a la mayoría de los pibes les gustan es triste pero es la realidad. Prefiero a alguien que le dedica tiempo a la música que a alguien que no tiene mucha idea de nada aunque creo que los extremos son malos. Me gusta escuchar a los guitarristas que combinan virtuosismo con sentimiento y buen gusto que además de pelar tenga un buen trabajo armónico. Yo intento lograr eso. Por supuesto no solo me gusta escuchar eso, escucho toda la buena música.

Para terminar, Miguel nos cuenta acerca de sus planes para el próximo año:
A mitad del 2006 seguramente ya habremos grabado el nuevo CD, en estos momentos estamos ensayando los temas y te digo que suenan realmente bien, hasta ahora ya tenemos 9 canciones, y lo piola es eso que yo soy un virtuoso que intenta hacer música y no solo armar algo para tocar arriba de un escenario, así que con Gustavo Ancillotti (bajo) y Lester Ramírez (batería) estamos trabajando para redondear ese concepto. Además esperamos poder tocar en distintos lugares del país, así que en la próxima te cuento.

Les dejo un saludo a todos los lectores de “LAGROSSA” y seguimos en contacto.

Osvaldo González

Volver